Antes de hacerte piloto, como pasajero, tal vez te hayas planteado alguna pregunta curiosa sobre los aviones. Desde los tiempos de los hermanos Wright, no solo ha habido grandes cambios tecnológicos y de diseño: desde los primeros prototipos de aeronave a los modernos aviones se han introducido pequeñas y funcionales características que hoy nos permiten volar con seguridad y comodidad.

¡Veamos, pues, cuántos de estos hechos curiosos sobre los aviones conoces ya!

Los aviones están diseñados para ser alcanzados por los rayos

Los aviones están diseñados para ser alcanzados por los rayos y, por si no lo sabías, suele ocurrir normalmente. Se estima que los rayos entran en contacto con cada avión hasta una vez cada mil horas de vuelo.

Sin embargo, desde 1963 ningún avión ha sido abatido por los rayos, gracias a la ingeniosa estructura metálica que compone su fuselaje y lo transforma en un buen conductor eléctrico: de esta forma, la carga eléctrica del rayo atraviesa el avión sin llegar a su interior y sale del mismo sin causar daños a la aeronave, por lo general.

Algunos aviones disponen de dormitorios ocultos para la tripulación

En los vuelos de larga distancia, la tripulación de cabina puede llegar a trabajar hasta 16 horas al día. Para ayudar a contrarrestar el cansancio, algunos aviones, como los Boeing 777, están equipados con minúsculos dormitorios en los que la tripulación puede echar una sueñecito. A dichos dormitorios suele accederse mediante una escalera oculta que lleva a un pequeño cuarto de techo bajo que dispone de 6-10 plazas para dormir y un cuarto de baño.

Los neumáticos están diseñados para no explotar durante el aterrizaje

Los neumáticos de un avión están diseñados para resistir cargas de peso increíbles (hasta  38 toneladas) y pueden tocar el suelo a 170 millas por hora más de 500 veces antes de tener que sustituirlos.

Además, los neumáticos de los aviones van inflados con 200 psi, que es aproximadamente seis veces la presión utilizada en un neumático de coche. Cuando un avión necesita unos neumáticos nuevos, la tripulación de tierra no tiene más que levantar el avión, como si fuera un coche.

Por qué motivo se apagan las luces en la cabina durante el aterrizaje

Cuando un avión aterriza de noche, el personal de a bordo apaga las luces en su interior. Si eres piloto lo sabrás ya, pero para un simple pasajero, he aquí que desvelamos el porqué: en caso de que, desafortunadamente, el aterrizaje salga mal y los pasajeros tengan que ser evacuados, sus ojos estarán ya acostumbrados a la oscuridad.

Del mismo modo, los auxiliares de vuelo recuerdan a los pasajeros que durante el aterrizaje hay que levantar la cortina de la ventanilla, para poder ver fuera en caso de emergencia y evaluar qué lado del avión es mejor para la evacuación.

Un avión no necesita ambos motores para volar

La idea de un avión que se queda sin un motor en pleno vuelo puede asustar, pero en realidad todo avión comercial puede volar con seguridad con un solo motor en marcha. Volar con la mitad de la potencia de motor puede hacer que un avión sea menos eficiente en términos de consumo de carburante y limitar su radio de acción, pero los aviones están diseñados y probados para enfrentarse a dichas situaciones.

Cuál es el motivo de que las ventanillas sean redondas

A mediados del siglo XX, las compañías aéreas comerciales empezaron a hacer volar sus aviones a altitudes más elevadas. El motivo por el que se hacía que los aviones volaran más alto era el ahorro: un aire menos denso significa, efectivamente, que este ejerce menos resistencia sobre el avión, y menos resistencia (o arrastre) significa menos derroche de carburante.

Para hacer que los aviones fueran aptos para volar a altitudes más elevadas, las compañías aéreas tuvieron que aportar algunas modificaciones en sus diseños: ante todo, la cabina del avión tenía que ser presurizada de manera que los pasajeros pudieran respirar; en segundo lugar, el avión tenía que ser cilíndrico para resistir a la presión interna. Parecía ser el modelo perfecto hasta que, en los años 50, nada menos que tres aviones se estrellaron contra al suelo después de que su fuselaje saltara en pedazos porque los ingenieros no habían calculado un defecto crucial del diseño: las ventanillas cuadradas.

Las ventanillas cuadradas son un problema para los aviones a una altitud elevada por la diferencia de presión atmosférica entre el exterior y la cabina. Esta diferencia hace que la cabina se expanda ligeramente, lo que somete a estrés el material que la compone, en este caso los bastidores de las ventanillas. La tensión que se desarrolla en los ángulos agudos de una ventanilla cuadrada es mayor y, por desgracia, cuando dicha tensión se hace demasiado grande, ¡crrrac! Con una ventanilla ovalada, la tensión se descarga alrededor del borde uniformemente, evitando roturas.

Algunos datos curiosos sobre las compañías aéreas

Concluimos este artículo con alguna que otra curiosidad sobre las compañías aéreas.

Empecemos recordando cuál es la compañía aérea más antigua del mundo: se trata de KLM Royal Dutch Airlines, fundada en el lejano 1919.

En cambio ¿sabías que la primera compañía aérea en introducir la clase ejecutiva fue la Qantas Airlines? Muchas compañías aéreas en los años 70 empezaron a hacer una distinción en sus aviones entre primera clase y económica, pero fue en 1979 cuando en los aviones de Qantas se introdujo una tarifa dedicada a quien viaja regularmente y desea tener algunos extras más.

Sin embargo, es mucho más curioso el hecho de que Lufthansa sea el mayor comprador de caviar del mundo: compra más de 10 toneladas al año. Por su parte, en 1987 American Airlines logró ahorrar 40.000 $ eliminando una aceituna de cada ensalada servida en primera clase.

Por último, la primera compañía que introdujo el check-in en línea fue Alaska Airlines, en 1999.

¿Sabías ya todos estos hechos curiosos sobre los aviones o te hemos desvelado algo nuevo y divertido?